miércoles, 6 de julio de 2011

DIGNIDAD ANIMAL










Al igual que el toro bravo
vengo a la vida a morir,
no como un romano esclavo
lucha ante el Cesar servil.
Yo no he de librar mi suerte
ante un coso enfebrecido
que clama agónica muerte
por torero descosido.
Nadie concibió mi vida
con tan mala intención,
con un solo billete de ida
la vuelta, muerte a traición.
De grana y oro vestido
luce el matador su orgullo,
el toro queda vencido
más que torero es verdugo.
Que no digan que es cultura
de la vida misma un acto,
de simbología oscura
que es más el dinero el pacto.
Que torero nadie nace
su suerte en la vida elige,
el bravo a conciencia se hace
la plaza su vida rige.
Si volvieras a nacer
di ser toro o matador,
torero dirías ser
su suerte siempre es mejor.
Yo ser un manso prefiero
y de la lidia alejado,
que la dignidad es primero
me humilla ser toreado.
Mi sangre ya no es tu gloria
tú que de luces te vistes,
ya no te encumbra la historia
                                 si no estoy, tú ya no existes.

¡Basta! de la tortura animal, ya sea en plazas de toros o en fiestas en los pueblos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario