jueves, 28 de julio de 2011

DORMIDA LA DEMOCRACIA, DESPIERTO EL PUEBLO


La palabra se murió
desterrada en la garganta,
por un sollozo callado
por la boca estrangulada.
La mirada fue dormida
y poco a poco cerrada,
manipulada la voz
como éter anestesiaba.
Silencio y oscuridad
sobre el blando de la almohada,
bajo ella un colchón mullido
donde la crisis no alcanza.
Y se fue a su destierro
la palabra democracia.
A la vez que ella dormía
el pueblo se despertaba,
saliendo de su silencio
con sus gritos la llamaba.
Revolución el camino
la injusticia en las espaldas,
de un gobierno sordo y mudo
que sólo oía a la banca.
Su botín trajo mi crisis
y la crisis fue la estafa.
Hay un mundo que está en venta
pero sólo el pueblo paga.
Los mercados se apoderan
las personas no son nada,
manejados a su antojo
y los ricos siempre ganan.
Pero hay un camino abierto
que nunca dará la espalda,
se llama revolución
y nos abre una ventana.
Ser persona o mercancía
es de lo que ahora se trata,
que si el mundo es inhumano
me niego a ser inhumana.





Si el mundo es inhumano

Me niego a ser inhumana

      
    YO           












                      


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada